5 de marzo de 2016

Vettel cierra la pretemporada con el mejor tiempo ficticio


La Scudería Ferrari ha terminado la segunda y última semana de test, siendo nuevamente los más rápidos, pero claro siempre habiendo conseguido los mejores registros con compuestos que no se ajustan a la realidad.

Y la realidad es que en un circuito como el de Montmeló, si miramos para atrás, daremos cuenta que Pirelli nunca ha puesto a disposición para el GP de España ni siquiera el compuesto superblando, de hecho, en la última edición se corrió con los compuestos duro y medio.

Y tanto Kimi Raikkonen como Sebastian Vettel han establecido todos sus mejores registros, con el ultrablando o el superblando. El ultrablando lo veremos solamente en circuitos urbanos (y no en todos) y en algunas excepciones de la regla como el de Austria. Mientras que el superblando seguramente ganará terreno en más presentaciones del calendario, pero la realidad es que los compuestos que darán equilibrio al momento de un stint de carrera, serán los medios y los blandos y es entre esas gamas donde ha trabajado Mercedes casi toda la pretemporada.


Mientras Ferrari se lucía super rápido, Mercedes trabajaba en ritmos de carrera. Lo dijo Lewis Hamilton tras concluir la pretemporada: “nos vamos sin haber puesto el coche al límite”. Y me quedo con la sensación que el límite de la SF16 ya lo vimos y el límite de Mercedes no.

De todas maneras, eso no significa que Ferrari no se haya acercado, porque desconocemos con que cargas ha trabajado el equipo italiano. Pero la única referencia que tengo a distancia justamente es la de los neumáticos, los compuestos y estos me indican que Mercedes sigue estando un paso por delante.

En cuanto a fiabilidad y prestación, creo que tanto Mercedes como Ferrari están por encima del resto. Si bien la SF16-H ha tenido algunos contratiempos al comienzo de la segunda semana, que podrían estar derivados de su nuevo motor, Mercedes no ha quedado exenta, y paradójicamente han tenido su primer y único contratiempo en la última jornada, con la transmisión. Aunque cuentan por ahí que con esa sola transmisión realizaron todo el recorrido de pretemporada, por lo que no les preocupa en lo más mínimo, sino por el contrario, los deja aún más tranquilo.


Dicho esto, separando a Mercedes y a Ferrari, quienes considero que lucharán directamente por el mundial, esta apretada pretemporada ha servido para demostrar que ha crecido la clase media. Que el tercer lugar ya no es cosa de Williams y que Force India puede ser en Australia la gran amenaza. O porque no Toro Rosso, equipo que estuvo con la incertidumbre hasta último momento de saber que motor iban a utilizar, que llegaban con retraso a estas pruebas y se van camino a Melbourne con la certeza de que tienen el motor más afianzado de la parrilla y una solidez que ha dejado a todos con la boca abierta. Hasta Red Bull parece estar un paso por detrás de su hermano menor, aunque ellos confían haber construido el mejor chasis de su historia.
  
Tras este tándem, me queda el interrogante para algunos equipos y encabeza todos ellos McLaren. La escudería de Woking ha dado un paso adelante en fiabilidad pero siguen sin hacer total uso de la potencia. Alejarse de la idea de la zaga cero les ha dado resultados en la prestación del motor, pero se han encontrado ahora con un chasis totalmente sobrevirante, falto de agarre que no termina de aplicar toda la potencia al piso.



Honda cumplió con la evolución que trajeron para esta segunda semana de tests, ahora McLaren tiene que hacer su parte en el paquete de actualizaciones que piensan presentar en Melbourne. Lo positivo es que, a diferencias del año pasado, han podido completar el programa de pretemporada. Lo negativo es que sólo han dado más vueltas que el Team Haas y que los Manor, equipos que presumo que McLaren dejará atrás a pesar de todos los contratiempos que tuvo el equipo británico.


No hay comentarios.: