3 de febrero de 2009

“Yo viví la época de oro” - Prost


Debutó en el GP de Argentina de 1980, se retiró en el GP de Australia de 1993. Frío, metódico, calculador… arriba del auto era muy medido y daba impresión de lentitud, pero era muy rápido y muy efectivo. Lo llamaban el profesor y en los años más competitivos que tuvo la Fórmula 1.

Corrió 202 Grandes Premios, subió 106 veces al podio y en 51 de ellas ocupó el lugar del medio. En 32 ocasiones logró la Pole Position, y en 41 oportunidades se quedó con el récord de vuelta.

Hasta la aparición de Michael Schumacher le pertenecían gran parte de las estadísticas. Era el que más cerca había estado de alcanzar a Juan Manuel Fangio… los números lo dicen todo.
Hoy por hoy el tetracampeón esta feliz de ser únicamente un espectador de la Fórmula Uno. Archivada su experiencia como jefe y dueño de equipo (del Prost Grand Prix), el conquistador francés sólo se dedica a disfrutar de la máxima categoría como aficionado y a analizar el pasado y el presente del emporio de Bernie.

"Ahora hay menos adelantamientos y más estrategia. Todo pasa en el muro y los pilotos se limitan a cumplir. Nosotros teníamos que ahorrar frenos y cajas de cambio, y vigilar el consumo de combustible. Ahora todo está organizado y prácticamente decidido en la parrilla de salida," comenta Alain Prost, quien cree que el deporte ha ido a más y ha llegado a estar fuera de control.

Ya no hay motores V10 y decir que existieron los V12 hasta suena mitológico. Ahora son de 2,4 litros y de la tecnología del coche mejor ni hablar.
"Yo viví la época de oro, aunque también hubo accidentes muy graves y muertes. Los pilotos viven actualmente la edad de oro de la F1 en cuanto a la seguridad. Nunca había visto tantos recursos en la F1 como en los últimos diez años”, considera Alain.

¿Qué piensa de la crisis financiera teniendo en cuenta su experiencia de haber perdido un equipo de un año para el otro?

"Prefiero la gente que dice vamos a pensar en lugar de los que optan por 'vamos a dejarlo'. Honda al margen, no creo que ya razones para el pánico. En la F1 todo el mundo está en el mismo barco, buscando reducir presupuestos, y nunca hubo tantos recursos como los hay ahora".


2 comentarios:

silvo dijo...

!Qué elegante era conduciendo! y su coincidencia con Senna es de lo mejor para la F1,saludos

M3 (Mauro M. Mansilla) dijo...

Pues veo el video y se me escapan lagrimones aún se los extraña. Un abrazo